Realizamos  Intervenciones Basadas en Mindfulness para personas con dolencias físicas y/o emocionales y problemas asociados al estrés crónico, ansiedad y depresión en el contexto de la medicina mente-cuerpo y medicina participativa.

Actualmente existen más de 300 centros clínicos y/o universitarios que incorporan mindfulness en sus actividades terapéuticas y de investigación con más de 500 publicaciones científicas anuales.

MBSR: Programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness. Desarrollado por J. Kabat-Zinn (1979) en la Universidad de Massachusetts. Consiste en un curso de 8 semanas de carácter experiencial-didáctico donde se introduce y se profundiza la práctica de meditación Mindfulness como actitud de apertura y exploración de la experiencia. A través la auto consciencia y de la auto observación se van reconociendo patrones habituales de reactividad que generan sufrimiento (mentales, emocionales, corporales). Se cultiva progresivamente ecuanimidad y aceptación de la experiencia presente, desarrollando nuevas formas de enfrentar el estrés cotidiano y nuevas maneras de relacionarse con enfermedades y dolencias. Indicación: prevención y tratamiento del estrés crónico, dolor crónico, fibromialgia, alteraciones psicosomáticas (psoriasis, colon irritable, cefalea), enfermedades reumatológicas, cáncer, trastornos adaptativos, ansiedad, depresión, burnout, entre otras.

MBCT: Mindfulness para el Manejo de la Depresión y Ansiedad. Programa desarrollado por los Drs. Teasdale, Williams y Segal. Consiste en una adaptación del programa MBSR, destinado a prevenir recidivas/recaídas  en personas con antecedentes de episodios depresivos. El formato consiste en 8 sesiones grupales (2.5 hrs. semanales) más una jornada de práctica intensiva. a través de la práctica meditativa, ejercicios de toma de conciencia corporal y diálogos interactivos,  los participantes desarrollan habilidad de metacognición (reconocimiento de pensamientos automáticos) y de aceptación emocional.Estudios muestran que en personas con más de tres episodios depresivos previos y que participan en este programa, el riesgo de recidiva disminuiría en un 50%. Este programa se ha ampliado también a poblaciones con otros trastornos anímico y ansiosos.