contacto@centromindfulness.cl

Ana

Curso experiencial y didáctico en torno a los aportes de la práctica mindfulness, la psicología y la biología interpersonal en los procesos y desafíos de ser madre y padre.

El taller ofrece estrategias simples e innovadoras para responder adecuadamente a las necesidades de niños en edad preescolar y escolar inicial. Se invita a los padres a integrar las emociones en la comunicación con sus hijos posibilitando así la regulación afectiva, la comprensión del si mismo, la tolerancia a la frustración y el desarrollo de la empatía. Todo esto en el marco y establecimiento de una autoridad clara y amorosa.

Metodología: 5 sesiones de 2 horas 30 minutos cada una. En cada sesión se  hace una presentación audiovisual y prácticas de meditación mindfulness. Se asigna práctica de meditación personal diaria y se entrega material audiovisual.

Dirigido a: Padres de niños entre 2 y 12 años. No se requiere experiencia previa en meditación.

Fechas: Inicio miércoles 26 septiembre de 7 a 9.30 pm (duración 5 semanas)

Lugar: Las Tranqueras 370, Las Condes.

Docente: Ps. Pilar Mardones 

Valor: $130.000 individual y  $220.000 x pareja. 

Inscripción: Completar Formulario

Información: contacto@centromindfulness.cl 

Este curso fue mi primer acercamiento a la meditación, la cual me permitió dirigir la atención al propio cuerpo,  a la respiración, dándome momentos de serenidad y paz tan necesarios para nutrirse uno mismo y así poder nutrir a otros.

Ser mamá me plantea una serie de desafíos, miedos, incertidumbres que a veces dificultan realmente el  “estar”.  Pude reconocer y aceptar esos pensamientos acerca del futuro y dejarlos ir, para realmente experimentar la relación con mis hijos en el aquí y el ahora.

El taller me permitió vivir momentos de calma, suspender el juicio y de esa manera me equipó con una herramienta a la que puedo recurrir cuando me veo sobrepasada con alguna situación con mis hijos o siento que estoy juzgándome o juzgando su comportamiento sin poder conectar.

Aprender a conectar con uno mismo, habitar el sí mismo, es un camino de práctica, constancia y un gran regalo que les podemos hacer a nuestros hijos. En la medida que yo como mamá registro mis sensaciones, emociones y pensamientos, puedo ayudar a mis hijos a integrar lo que sienten, ponerles nombre y a la vez contenerlos sin reaccionar a la conducta solamente.

Josefina Larraín M. mamá de 3 hijos, psicóloga infantil.